Cultivo de metáforas

Cultivo de metáforas
Enséñame ave a pasar, lento, muy leve

martes, 14 de julio de 2009

La culpa

No encuentro un por qué
no me siento mal
me juzgan, me dicen descarado
que solo quiero cuando necesito algo
que de mujer en mujer fermento la soledad
que por decir lo que siento soy desconfiable
No sufro por comentarios
No me toca el dolor ajeno
No me duele lo que a otros
Me siento bueno
bondadoso
con ganas de crecer y saludar el cielo cada tarde
con ganas de brincar y abrazar a los amigos
con ganas de una copa de vino
con ganas de ser papá
de estornudar zancudos cada que me juzguen
Como un pájaro que eschucha a Morzat
escucho mi instinto bajo la piel.
Si he de pedir perdón por mis pecados
pido perdón
pero no pienso por ello ir por otro camino
Todos mis errores me han llevado a mí
a la desnudez de mis deseos
Ha sido necesaria cada perdida y cada palabra dicha
me debo a todo lo que me ha tocado.
Quiero cuando quiero
olvido cuando no quiero
no quiero cuando no añoro
no añoro cuando quiero sin el velo del deseo bajo las palabras
y quiero porque me dejo llevar más del oído que de la vista
Es cierto, por serme sincero tal vez soy odioso.
Pero el odio que genero me es ajeno porque no odio
al menos no odio así como se odia a quien te ha robado un billete
El odio es de la otra parte
de mi parte la gratitud y un recuerdo con sabor a mate.
Pueden juzgarme.
He entendido que mi bondad está en mí y no en la opinión de los otros.

1 comentario:

Djuna dijo...

poema desnudo... como un pájaro que escucha a Mozart y luego vuela hacía alguna otra sinfonia aun más desgarradora.