Cultivo de metáforas

Cultivo de metáforas
Enséñame ave a pasar, lento, muy leve

jueves, 14 de octubre de 2010

Tarde, no es tarde

¿Quién me garantiza que la flor antes no fue roca?
¿La lluvia no es la digestión de un poema?
¿Quién puede contradecir al viento?


Me basta con creer que una roca es el sueño de la noche,
el agua una ciudad cuya literatura se fundamenta en
imaginar el fuego,
el viento el eco del ocaso en el corazón de un niño
y la palabra un ejército de enanitos saltarines.


Es una dicha saber que la tarde es un suspiro de Dios
y que soy feliz con el egoísmo de las nubes.

No hay comentarios: